Creación de una Corte interregional en América Latina


La última cumbre de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) sobre el tema corrupción en América Latina y el Caribe se celebro hoy en la Manufacture des Tabacs, Lyon France.

Los delegados de Argentina, Ecuador, Perú, Republica de Cuba, México, Brasil y Colombia se reunieron para votar la creación de una Corte penal supranacional por la región de América Latina y el Caribe, es decir, un ente supranacional con competencia par juzgar, especializada en el tema de la corrupción.

Este paso es el resultado de un trabajo de cooperación entre los países miembros, que se observa a través del esfuerzo realizado para reforzar la presencia de la Comunidad.

Fue una misión bastante compleja por parte de la Republica de Cuba, en periodo de transición democrática, cuya primera preocupación es “tomar decisiones con respeto y sin castigar al pueblo”.

Para desligarse de la problematica de la corrupcion, algunos paises optan por culpar a otros.

 

Mejorar la cooperación y la transparencia

Los delegados primero coincidieron en medidas alternativas como el desarrollo de las políticas nacionales de lucha contra la corrupción, y la creación de una comisión informativa especial de lucha contra la corrupción en la CELAC, sin dejar de lado la propuesta del tribunal interregional.

Sin embargo, estas medidas fortalecen el poder de los gobiernos nacionales y no pueden ser una manera de erradicar totalmente la corrupción.

Tenemos que renunciar a la soberanía de nuestros países ”, dijo el delegante de Ecuador, y esto pasa por la modificación de las constituciones de los países miembros.

La corrupción en Latinoamérica viene del sector privado tanto como del sector publico

Competencia de la Corte

Los delegados se unieron a partir de la propuesta de Argentina sobre los crímenes que la corte va a tratar: el trafico de estupefacientes, la fabricación o el trafico ilícito de arma de fuego, el trata de personas, el trafico ilícito de migrantes, el trafico de bienes culturales, el lavado de activos, el soborno internacional, y el abuso de funciones.

Los países miembros deberán incluir estos delitos en sus leyes nacionales.

La competencia de la Corte fue votada también: el agotamiento de las instancias nacionales será necesario para acceder a la Corte y los jueces nacionales podrán ser destituidos por la Corte en caso de corrupción.

Otras medidas fueron votadas, como la no retroactividad de la ley penal, y la imprescriptibilidad de los delitos.

La Corte estara compuesta de jueces nominado por los países miembros y deberán ser ratificados por el pueblo, con un tiempo de mandato fijo y una inmunidad. Colombia recomienda elegir a al menos dos jueces por país para asegurar mas imparcialidad.

Otros temas como las sanciones y las relaciones con países latinos exteriores a la CELAC serán tratados en la próxima cumbre, cuyo tema será determinante para el desarrollo económico de la Comunidad.

 

Caroline Ferrand

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *